Sol de Otoño

Compromiso y atención dedicada

Maldonado 1487
Palermo

Sol de Otoño es un residencial que hace más de 10 años brinda un espacio acogedor de excelente trato, con un ritmo diario que incentiva la sociabilidad y el esparcimiento.

La casa tiene una impronta familiar y está en continuo movimiento, sin descuidar los momentos de descanso y tranquilidad.

  • Ritmo activo
  • Responsabilidad y compromiso
  • Incentivamos el vínculo

Un hogar cálido

Al entrar se percibe la tranquilidad y calidez propia de una casa de descanso. En las zonas comunes, amplias y luminosas, se dan las interacciones y vínculos; siempre hay lugar para una charla, un taller o compartir un rato frente a la TV, en compañía.

El jardín es una de las zonas preferidas por todos, con una hermosa vista rodeada de grandes plantas, flores, hermosos juegos de jardín y hamacas, ideal para descansar al aire libre. Las flores y plantas también están presentes en varios puntos de la casa, lo que realza su vitalidad y color.

Tenemos mascotas: pececitos y dos loritas, amigos de los residentes. Además recibimos visitas de perros, cuya compañía y alegría son muy bienvenidas.

  • 15 habitaciones en una sola planta
  • Muchos espacios comunes
  • Cámaras de seguridad en zonas comunes
Recreación y alimentación
Recreación

Para motivar a los residentes a estar activos, contamos con diversos talleres que estimulan sus capacidades cognitivas y motrices.

El movimiento del cuerpo se estimula tanto en gimnasia como en fisioterapia, esta última de una forma más personalizada, de acuerdo a las patologías y necesidades de cada huésped.

Música y tangoterapia son dos de los talleres favoritos, divertidos y participativos: los residentes bailan, cantan, tocan instrumentos y la ocasión se vuelve una fiesta.

El taller de manualidades está adaptado a las capacidades motrices de cada uno: pintar, trabajar con lana, hacer figuras de yeso y más. Finalmente, todo lo elaborado es expuesto en una muestra de fin de año para familiares, personal del residencial y allegados.

Contamos con psicóloga que realiza terapias grupales, trabajando el deterioro cognitivo a través de diferentes ejercicios y materiales. La atención psicológica, cuando es necesario también se brinda de forma individual.

  • Actividades de lunes a viernes
  • Paseos y salidas programadas
  • Fiestas temáticas y cumpleaños
Alimentación

La comida, sana y sabrosa, es supervisada por una nutricionista. Las 4 comidas diarias son elaboradas por la cocinera, quien también sirve deliciosos postres y una merienda casera que puede incluir pastafrola, scones, alfajores o pan con pasas, todo para darles un gusto a los residentes.

Nuestro equipo

Responsabilidad, compromiso y calidez son tres pilares que sostienen nuestro esfuerzo de equipo, donde lo primordial es poder brindar el mejor trato y atención a cada residente.

Para esto motivamos la comunicación en nuestro equipo de cuidadoras, quienes a través del compañerismo y una experiencia estable han generado un vínculo de mutua confianza que se transmite a los residentes, no solo en lo que se refiere a cuidados diarios sino también en las charlas, juegos y pequeños gestos.

De forma natural, los residentes se sienten contenidos y en familia.

  • Médica neuróloga
  • Dos cocineras
  • Cuidadoras en constante capacitación
  • Personal administrativo
Testimonios

Me llamo Elvira Núñez. Tengo 87 años, soy viuda, tengo tres hijos y tres nietos. El motivo por el cual estoy en Sol de Otoño es que estoy sola y con problemas de salud. Acá he encontrado afecto, calidez en el trato, disposición para ayudarme y hacerme sentir como en una gran familia. Varios días a la semana tenemos actividades: gimnasia, canto, baile, lotería, manualidades, psicología, paseos y actividades con mascotas. Aquí me siento muy cómoda, me he relacionado con otras señoras y formamos un grupo lindo para conversar y contarnos nuestras cosas. SOL DE OTOÑO es mi casa” -- Elvira Núñez, 87 años

Completá el formulario para contactarte directamente con este residencial.